Víctor Paredes, el animador chileno que trabajó en Wolfwalkers

Por Nicolás Saavedra Díaz

Abr 21, 2021

Es bien entendido que la celebración de los Premios Óscar permite principalmente dar visibilización masiva a cada obra seleccionada, es por esto que muchas veces esperamos que ciertas películas de gran calidad, pero sin mucha capacidad presupuestaria y mediática, puedan hacer presencia y despertar interés de una mayor cantidad de público. Una de estas películas es Wolfwalkers, largometraje animado del estudio irlandés Cartoon Saloon, que al ser estrenada el 2020 ya está nominada a los Premios Oscar de este año como única propuesta de animación 2D, compitiendo con estudios como el infaltable Pixar.

Wolfwalkers

Es en la realización de Wolfwalkers donde se desempeña como animador el chileno Víctor Paredes, quien tras estudiar periodismo, en vez de ejercer esta carrera, se dedicó de lleno a la animación, colaborando de paso en diversas campañas, como la candidatura de Beatriz Sánchez, el Observatorio Contra el Acoso Callejero, y más recientemente, para la campaña del Apruebo. Su destacado trabajo le permitió ser contactado para diversas tareas a distancia con el extranjero, como el estudio Dreamworks, hasta el momento en que fue requerida su participación y mudanza a la ciudad de Kilkenny en Irlanda, en el que se ubica el pequeño pero destacado estudio de animación Cartoon Saloon, donde anteriormente se realizaron películas como The Song of the Sea, The Secret of Kells y The Breadwinner; que aunque no alcanzaran a resultar un gran éxito comercial, siempre han resaltado entre el público que llega a descubrirlas.

Víctor Paredes

 

Con una película de la talla de Wolfwalkers, un animador como Víctor, quien en sus inicios se desarrolló en la animación de forma autodidacta, sirve como apoyo para quienes intentan desarrollarse en este arte dentro de nuestro país, donde el desarrollo de animación sigue un constante aumento en su calidad pese a las adversidades económicas, y donde esperamos que la inversión estatal llegue en el algún momento a apoyar el surgimiento de una escena mucho más robusta, lo que permita a más animadores destacar dentro de obras realizadas en territorio nacional.  

Mientras tanto en Irlanda, actualmente Víctor se encuentra trabajando en la adaptación del libro infantil My Father’s Dragon, bajo la dirección de una de las fundadoras de Cartoon Saloon, Nora Twoney, quien anteriormente dirigió The Breadwinner, película animada también aclamada por la crítica internacional, y lo que nos hace esperar un nuevo éxito. 

A la fecha, Wolfwalkers solo se encuentra disponible en Apple TV+, pero es una obra que merece ser vista tarde o temprano, tanto por su propuesta artística como argumental. Y aunque nos gustaría que los Óscar no tuviesen tanto protagonismo en entregar reconocimiento internacional a la cinematografía, esta es una de las razones por la que en territorio nacional existe tanto interés de ver nominaciones como la recibida recientemente por El Agente Topo de Maite Alberdi. Con lo que esperamos que al menos profesionales y artistas nacionales como Víctor, puedan exponerse y así aportar a fortalecer la escena local.

Apóyanos